BAÑO DE ENERGÍA



BAÑO DE ENERGÍA

Se trata de enfocar la curación más allá del síntoma, de que la persona logre su equilibrio, sea físico, mental, emocional, energético y espiritual. Una vez llegado a este punto, la sanación se manifiesta tal cual. No consiste en creer en los viejos paradigmas de diagnóstico y protocolo.

Las sesiones de BANO DE ENERGÍA  es algo que debería de probar y sentir cualquiera de las personas, sea cual sea su condición social.

Nos  referimos a la energía, pero quizás no sea esa la palabra justa, si bien de alguna manera hay que definirla. Estamos con las frecuencias vibracionales que provienen del Campo, si quieres le  podemos llamar Conciencia, que es como a mí me gusta, que trae Luz e Información y que afecta directamente a nuestro ser. Son haces de información que a modo de energía penetran en nuestro interior.

Los efectos de la vibración alcanzan mucho más que nuestros sentidos son capaces de distinguir por sí mismos. Son las frecuencias de  las ondas de energía en movimiento.

La física reciente, la física cuántica, no hace más que confirmar la creencia de que en última instancia todo en el Universo se compone de vibración a diferentes frecuencias.

Con esta sesión (tratamiento) sucede que según sintonizamos, entramos en armonía con las nuevas frecuencias de energía, empezamos a sentir cambios en nuestro cuerpo. Las vibraciones se instalan en nuestro interior y se convierten en parte nuestra.

La aparición repentina en la Tierra de este tipo de frecuencias parece que tiene que ver con la forma en que el tiempo está cambiando. Greg Braden define este cambio como una época en la historia de la Tierra y a la vez una vivencia de la conciencia humana.

Y ello nos lleva a la ecuación de la sanación. Sanar consiste en la liberación o eliminación de un bloqueo o interferencia que nos ha  mantenido fuera del ser biológico.

Todas las personas que existimos tenemos limitaciones. Tal como demuestra la historia, la Humanidad en conjunto lleva mucho tiempo desconectada de las líneas de energía que nos posibilitan estar en armonía. Las personas estamos unidas, somos una unidad y nos mantenemos separadas.

Digamos que la sanación equivale a equilibrarse, se produce a través de una inteligencia superior o universal, a la que yo la identifico como Conciencia, y los resultados serán los que sea más apropiados, independientemente de lo que cada cual estime oportuno  conscientemente.

Si el enfoque natural por alguna razón no funciona, por supuesto, la medicina sea alternativa o convencional, es la siguiente ruta lógica. Pero si empezamos a medicar y enmascarar los síntomas desde el principio, puede que las cosas se pongan tan mal que tendremos que recurrir a alguien o algo para que se elimine la causa y permitir a nuestro cuerpo sanarse a sí mismo.

Eso sí, una de las maneras que abre la puerta a este proceso de sanación es tu sistema de creencias. Si tienes la convicción de que cierta dolencia o enfermedad no se puede curar, posiblemente te demostrarás a ti mismo/a que estás en lo cierto. Los obstáculos ya sabes lo que hacen, obstaculizan.

Este proceso de BAÑO DE ENERGÍA te lleva a un estado de ser. Es como si la energía se activara y comunicara con quien se ofrece a ello. No tiene nada que ver con ninguno de nuestros sentidos conocidos, se transporta a su manera.

La Luz penetra intercambiando la información en una comunicación de “alto nivel” con el universo. Es un obsequio valioso y frecuentemente poco conocido. Y aquí la comodidad del receptor o receptora es una prioridad principal.

Normalmente en una sesión son palpables las frecuencias, siendo inconfundibles. Las sensaciones que se experimentan pueden diferir, aunque hay un evidente hilo de continuidad. Es habitual escuchar comentarios de todo tipo y a ellos me remitiré en breve.

Aquí no se trata de dirigir, enfocar o cambiar de frecuencia y/o vibración. Eso sí, jugamos con ella y disfrutamos. No es una técnica ni una colección de técnicas. No se trata de reglas o procedimientos. Es un estado de ser. Cambia y punto.

Aquí, en la sesión de BAÑO DE ENERGÍA se escucha con las manos. Se recomiendan tres sesiones continuadas. Se escucha…… sin tocar….. con un sentido diferente. Casi siempre se siente como algo agradable, valioso y único. Digo casi siempre, y puede ser algo de lo siguiente:

Burbujas en la palma de la mano.    Como una lluvia ligera.   Chispas, calor, frio, sequedad, humedad, o algo así “como todo a la vez”.    Como que te da por sonreír, por reír, e incluso por llorar de bien-estar.   Como que tiran de ti o te empujan.   Puede haber palpitaciones.   Hormigueo.   Electricidad.    Atracción magnética.    Repulsión magnética.   Cambios de densidad del aire.   Como corrientes de aire.    Puedes ver colores, incluso colores que desconoces.    Puedes ver imágenes.    Se llega a sentir dolor.   Te puede llegar algún mensaje.   Etc…

Eso sí, ni se buscan puntos preexistentes, ni ponemos expectativas. Tiene su ritmo, el ritmo que a cada cual corresponde y será lo que tiene que ser. Esta sanación trata de un proceso evolutivo hecho realidad a través de la co-creación de la interacción  vibracional superior con el Universo. Como si reestructuráramos nuestro ADN. No es una receta. Es un estado de ser. Entra Luz e Información. El amor se vuelve eso.

Y aquí intervienen tres partes, por llamarlo de alguna forma.

1) Quien facilita y/o cataliza.

2) Quien recibe.

3) La Conciencia, de donde llega la deseada frecuencia vibratoria, desde la Nada que es el Todo. Tres partes en una. He aquí la Triunidad.

Image result for pensamientos flor

Anuncios